El día en el que el Barça se rindió (mayo del 88)

La historia es caprichosa y ha querido que, veinte años después, el Barça se vio obligado a repetir el ‘pasillo de honor’ al Real Madrid. Fue en la temporada 1987/88, cuando el conjunto madridista se alzaba con su tercer título consecutivo, y lo celebraba en el Nou Camp aunque, en aquella ocasión, el Barça se llevó (2-0) el ‘clásico’.

Era la segunda temporada con Leo Benhakker en el banquillo y en la que el conjunto blanco alcanzaba un récord difícilmente superable: Fue líder durante las 38 jornadas del campeonato, llegando a anotar 95 goles. Además, Hugo Sánchez se alzaba con su tercer ‘pichichi’ consecutivo.

El Real Madrid, que presidía Ramón Mendoza, consiguió su 22º título de Liga. El 1 de mayo de 1988 en el ‘clásico’ entre culés y merengues, el conjunto de un criticado José Luis Nuñez se vio obligado a recibir con honores a su eterno rival. El conjunto azulgrana, que acabó la Liga sexto, a 23 puntos del Madrid, ganó 2-0 el derbi en el Nou Camp.

La situación del Barça de 1988 era bien distinta a la que vivía el Real Madrid. El club de la ciudad Condal estaba inmerso en una grave crisis. Una temporada antes se había producido el denominado ‘Motín de Hesperia’, donde la plantilla azulgrana reunía a la prensa en el hotel barcelonés para pedir en un comunicado público la dimisión de Nuñez. La afición estaba con el club pero pedía a pañoladas el cese de la junta directiva.

Para colmo de males el Barça se rinde ante el juego del Madrid de la denominada ‘Quinta del Buitre’. Ese Real Madrid del 87/88 jugaba casi de memoria. Con un once tipo formado por: Buyo; Chendo, Sanchís, Tendillo, Camacho; Míchel, Jankovic, Martín Vázquez, Gordillo; Butragueño y Hugo Sánchez, el Madrid pasaba a la historia por su fútbol de toque y por conseguir cinco Ligas consecutivas (1986,1987,1988,1989 y 1990).

Pese a la espectacularidad de su juego, el Madrid del Buitre volvía a caer en su ansiado sueño: la Copa de Europa. Eliminó al Nápoles de Maradona, al Oporto de Madjer y al Bayern de Matthaus pero el PSV se cruzó en semifinales.

La temporada siguiente el Barcelona se gastó más de dos mil millones de las antiguas pesetas en renovar su plantilla. El conjunto culé actualiza su equipo con jugadores de la cantera del País Vasco entre los que destcan Beguiristain, Salinas, Lopez Rekarte, Goikoetxea o Bakero. Además Amor y Milla subirían del filial. Johan Cruyff llega al banquillo del Barcelona pero tan sólo es capaz de alzar la Recopa (la tercera en su historia).

Coincidencias de la vida Bernd Schuster es protagonista principal en ambas ocasiones. Tras convertirse en un referente en el medio del campo azulgrana, sus malas relaciones con la prensa y con el club le acercan al conjunto madridista que le ficha en 1988. El actual técnico blanco se convirtió en el director de orquesta del Real Madrid de los 107 goles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: